20. Estudia con los 4 saxofones

Miniatura Posdcast Isidro Música
Isidro Música
20. Estudia con los 4 saxofones
Loading
/

Bienvenidos al podcast Isidro Música, un podcast donde hablaremos sobre el mundo del saxofón, pero también de temas relacionados con la docencia musical en general

Soy Isidro Rodríguez, músico profesional, profesor de saxofón y director de mi academia, El Centro de Educación Musical Isidro Rodríguez.

Antes de comenzar, recordales que en  isidromusica.com pueden encontrar acceso a mis clases online, información de nuestra academia y las diferentes agrupaciones musicales asociadas a ella.

20. Estudia Con Los 4 Saxofones

Y ahora, sí, comenzamos  este  episodio, donde quiero hablarles sobre la importancia de estudiar los 4 tipos de saxofones (e incluso 5), y como aconsejo a mis alumnos, de manera progresiva y planificada, estudiar con los diferentes tipos de saxofones.

En nuestra primera etapa de formación con el saxofón, es muy probable que comencemos tocando el saxofón alto, pues es considerado como el saxofón “estándar” en el aprendizaje de este instrumento, principalmente por su tamaño y peso (lo que permite cierta comodidad en los primeros encuentros con el saxofón) y también por su embocadura, pues la boquilla del alto tiene también un tamaño cómodo que puede considerarse estándar también si lo comparamos con el soprano o barítono.

Pero en edades tempranas (niños y niñas que comienzan con 5 y 6 años su aprendizaje), es muy común comenzar, al menos en nuestro centro de educación musical, con el saxofón soprano, ya que el peso y el tamaño de éste es mucho menor que el del saxo alto.  Además, les permite colocar las manos en el instrumento con mucha mayor comodidad, pudiendo tocar todo el registro del saxofón gracias a su distancia entre llaves más corta, y por tanto, facilitando que los más peques con las manos pequeñas puedan alcanzar la digitación correcta de manera óptima.

En función de su desarrollo corporal, a lo largo del crecimiento, aconsejo el cambio al saxofón alto, continuando así la formación instrumental, sin dejar de lado el saxofón soprano. 

Y es que, en poco más de una semana, es muy probable que el alumno esté adaptado al nuevo tamaño de la boquilla, y también al nuevo registro (más grave que el soprano) que caracteriza el saxo alto.

Con lo cual, en un tiempo estimado entre 1 a 3 años, el alumnado de formación instrumental en edades tempranas, ya está habituado, aunque sea de forma elemental, a tocar, al menos, dos de los cuatro tipos de saxofones más relevantes en el estudio de este instrumento, desarrollando así muchas cualidades que permiten que su aprendizaje sea más completo y efectivo.

En nuestro centro, es muy habitual que mis alumnos toquen, desde muy pequeños, el saxofón soprano y saxofón alto (cuando su edad lo permita) y les puedo asegurar que los resultados son muy positivos. No sólo son capaces de tocar ambos instrumentos con una gran capacidad de adaptación casi inmediata, sino que además, en las diferentes agrupaciones de nuestro centro, continúan desarrollando el aprendizaje de nuevas obras, simultaneando el estudio de la técnica del saxofón con ambos instrumentos.

¿Y qué pasa con el alumnado que comienza sus estudios directamente con el saxo alto

Muy simple: llegado el momento adecuado, comienzan a estudiar con el saxofón soprano, tenor o barítono. Y digo estudiar, porque, literalmente, eso es lo que aplicamos en la clase de saxofón: estudio de la técnica del instrumento, aplicada al tipo de saxofón que estemos estudiando: notas tenidas, ejercicio de picado, escalas, etc…

Y aquí es donde insisto entre la diferencia de tocar alguno de estos tipos de saxofón, y estudiar con ellos. Al aprender a tocar el saxofón alto, por ejemplo, te permite poder cambiar al saxofón tenor, soprano o barítono, sin grandes dificultades: las posiciones de las notas son las mismas, y con un poco de dedicación y estudio, puedes llegar a adaptarte sin mayores complicaciones. Es muy habitual que, en la banda de la escuela, big band, conjunto de saxofones, o en otras agrupaciones de nuestro centro, los alumnos comiencen a tocar el saxofón tenor, barítono o soprano. Pero teniendo en cuenta, en mi opinión, el que es el aspecto más importante: el estudio del instrumento, y no sólo el estudio de las partituras. 

Podríamos pensar, a priori, que como estudiamos la técnica con el saxofón alto, estudiar con el resto de saxofones sólo las partituras que se van a interpretar en la banda o conjuntos será suficiente. Pero claro está, que como mucho llegaríamos a eso: tocar de manera SUFICIENTE.  Pero si queremos dar un paso más, y ser estudiantes y profesionales del saxofón más completos, debemos estudiar la técnica del saxofón en cada uno de ellos (soprano, alto, tenor barítono)

Y eso es lo que aplicamos en nuestro centro, y lo que trabajamos en el aula de saxofón: estudiar, no sólo el repertorio que se va a tocar con ese saxofón en sí, sino la parte técnica del instrumento. 

Y tengo que decir que los resultados han sido EXCELENTES. El hecho de trabajar, no sólo con el alto, sino con soprano tenor,barítono e incluso el saxo bajo, mejora considerablemente las cualidades de cada uno de nosotros como saxofonistas: fortalecemos y mejoramos la posición de la embocadura, aumentamos nuestra flexibilidad en la gestión de la columna de aire y en la afinación y entonación de los diferentes registros de cada saxofón, mejoramos el picado gracias a la versatilidad que adquirimos al tocar los diferentes saxofones…

Y todo ello, sin mencionar aún los beneficios grupales. Y es que, es muy habitual ver en nuestro centro que un alumno toca el saxo barítono en banda, el saxofón tenor en el ensemble de saxofones, y el soprano en el cuarteto de saxofones, por poner un ejemplo.

Esta característica del alumnado de saxofón de nuestro centro, ha sido muy bien valorada también por el profesorado de saxofón del conservatorio, pero también por el que nos visita y al que visitamos para realización de masterclass, encuentro de ensembles y conciertos. Y es que, no es muy habitual que, desde el aprendizaje elemental de saxofón, se apliquen técnicas de estudio en cada tipo de saxofón con el que se toca. 

Sin embargo, ellos y yo coincidimos en que, el hecho de que el alumnado sea capaz de tocar cualquier tipo de saxofón sin esfuerzo alguno (ya que ha habido una preparación previa) no sólo es un gran beneficio para el desarrollo de las actividades grupales del centro, sino que también repercute de manera muy positiva en el desarrollo de cualidades y aptitudes en el estudio del saxofón. 

Por ello, es muy habitual que nos veas tocando diferentes tipos de saxofones en  Dinant Sax Ensemble (ensemble de saxofones de nuestro centro), Glück Quartet (cuarteto de saxofones de nuestro centro) o La Banda Pasión de La Aldea (banda compuesta íntegramente por alumnado de nuestro centro), entre otras. 

Así que mi recomendación es que estudies la técnica del saxofón, estudios, y obras con cada uno de los saxofones, pues obtendrás unos grandes resultados.

Para ello, debes hacer una buena planificación de estudio semanal que incluya la práctica con los diferentes instrumentos.

Y así concluimos este episodio donde hemos hablado de la importancia de estudiar con los diferentes tipos de saxofones

Recordarles que puedes conectar con nosotros a través de nuestras redes sociales de Instagram, Youtube, Facebook, Tiktok, y Twitter, donde podrás compartir tus pensamientos y sugerencias.

También los invito a suscribirse a mi podcast Isidro Música en tu plataforma de podcast favorita, así como también al canal de Youtube Isidro Música.

Esto es todo, muchas gracias por tu escucha y nos vemos en el próximo episodio.